Hacia un calendario vacunal único para el adulto.

Por el Prof. Angel Gil de Miguel. Catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública. Universidad Rey Juan Carlos

Como ya hemos oído y dicho en muchos congresos, cursos, reuniones etc. necesitamos una estrategia de vacunación para el adulto, y aunque a muchos de los que estamos implicados, de una u otra forma, nos gustaría que en el fondo fuese un calendario único para todas las edades, sin embargo, mientras esto llega, sería bueno comenzar por alguna parte.

Todos sabemos que la estrategia de vacunación infantil son un éxito en España, sin embargo en materia de vacunación del adulto nos queda mucho camino por recorrer. De hecho mientras los calendarios de vacunación infantil, tal y como los conocemos se instauran en el año 1975, no fue hasta el año 2004 cuando en Ministerio de Sanidad elaboro un documento que contemplaba la necesidad de vacunar a los adultos frente a determinadas enfermedades, y se centró fundamentalmente en los grupos más prioritarios, como los grupos de riesgo, e incluso en alguna medida se centraba en grupos de alto riesgo.

Desde entonces se han producido una secuencia de eventos, hallazgos y evidencias, que hacen necesario una modificación de este documento y muy posiblemente sea este año 2018, el año en el que surja una nueva estrategia de vacunación del adulto. En estos cambios hay que tener en cuenta, la llegada de vacunas que han cambiado en gran medida el abordaje de la vacunación del adulto, aparecieron vacunas como la de VPH, Herpes Zóster, o vacunas conjugadas con indicaciones en población adulta como la vacuna conjugada 13valente frente a neumococo, o vacunas adyuvadas frente a gripe de aplicación en poblaciones más vulnerables. De tal forma, que hemos pasado de hablar fundamentalmente de vacuna antigripal y el recuerdo de la vacuna de tétanos, a ampliar las posibilidades de vacunación en este sector de la población, que garanticen una mejora clara y evidente de la calidad de vida de la población adulta.

Pero desde el 2004 hasta hoy no hemos estado parados, de hecho muchas comunidades autónomas tuvieron en cuenta el documento del año 2004 publicado por el Ministerio.

Leer Documento

Y algunas Comunidades Autónomas como la de Madrid publicaron a los años siguientes su primer calendario de vacunación para el adulto, Calendario que se actualizo en el año 2015 y que desde entonces intenta actualizar todos los años durante la semana mundial de la vacunación.

Ver calendario

En estos años, desde el 2004 hasta nuestro días, el Ministerio ha seguido actualizando algunas de las medidas específicas de vacunación en el adulto, como fue la vacunación frente a tétanos y difteria con una estrategia que intenta reducir el numerosos de dosis administradas frente a Td, y que ha sido de gran ayuda a la hora de establecer los recuerdos que hay que administrar, no solo en función de la edad, sino en función del número de dosis administradas durante la vida. Publicando dos documentos uno en el año 2009 y más recientemente otro en el 2017.

Leer documento

También ha elaborado varios documentos sobre las indicaciones para la administración de la vacuna de Hepatitis A. Leer documento

Y la vacunación frente a determinadas situaciones de riesgo, o incluso sobre la vacunación en el personal sanitario. Leer documento

Todo este trabajo ha sido implementado en las diferentes Comunidades Autónomas, en mayor o menor grado, y algunas de ellas lo han plasmado en formato de calendario de vacunación como en los niños, como en el caso de la Comunidad de Madrid que ya hemos mencionado.

Pero a finales del año pasado, 2017, el Ministerio ha querido afrontar esta necesidad y está trabajando de forma activa en el calendario de vacunación para todas las edades Más información de tal forma que al calendario de vacunación infantil se le incorporen las indicaciones de vacunación propias del adulto, haciendo dos consideraciones claves, la primera de ellas, teniendo en cuenta la edad y las vacunas que todo adulto debe tener al día en función de la edad, y la otra consideración que debería de tener en cuenta la situaciones de riesgo que se pueden dar en el desarrollo de la vida y que contempla, por un lado todas las enfermedades crónicas, cardíacas, pulmonares, digestivas, hepáticas, renales, etc. y todas las situaciones de inmunosupresión, y como no, dos aspectos relevantes más, uno de ellos el embarazo, que siempre ha tenido incluida la vacunación antigripal y que en los últimos años se ha visto incrementada con la vacunación dTpa entre la semana 28 y 36 de gestación con el fin de lograr reducir la morbimortalidad de tos ferina en los niños menores de 6-12 meses, estrategia que aunque complicada en el inicio, finalmente tuvo una aceptación excelente por parte de las embarazadas, alcanzado coberturas cercanas al 90% en algunas Comunidades Autónomas. Y otra estrategia especial y clave para la vacunación que ha sido la que han llevado a cabo sobre vacunación en el personal sanitario.

Todos estos aspectos van a estar recogidos en esta nueva estrategia de vacunación y esperamos que sea una estrategia novedosa y generosa con las necesidades que tiene la población adulta. Estrategia que en cuanto que se publique, como es lógico, informaremos de ello, y haremos una revisión comentada e intentaremos ayudar desde el grupo de Neumoexpertos a su interpretación  e implementación.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s